Infórmate sin compromiso

Nombre: 
Telefono:  
Email: 
Provincia :
Comentarios :
 
Está en:  Inicio | Globo Intragástrico
Balon intragastrico
  • Compártenos en
    redes sociales
  • Compartir en facebook Compartir en Tuenti Compartir en twitter

Globo Intragástrico

Es un método sencillo, el cual no implica ningún riesgo, pues no es necesario recurrir a la cirugía para perder peso y deshacerte de esa obesidad que te impide llevar a cabo una vida normal.

Nuestros especialistas únicamente colocarán al paciente anestesia local, permitiendo que después de unas horas que haya sido implantado el globo gástrico, vuelva a su casa, sin necesidad de ingreso médico.

El primer paso para proceder a la introducción del globo gástrico es la endoscopia. Nuestros médicos especialistas en el aparato digestivo y endoscopistas, procederán a examinar anteriormente a la instauración en nuestro interior del globo gástrico, un examen de la situación de nuestro estómago, para poder detectar si ocurre alguna anomalía, o todo este en perfecto estado para proceder a la introducción del globo gástrico o balón intragastrico. Este examen se realiza a través de una cámara de televisión o gastroscopio, si no observamos a través de ella ninguna complicación, entonces procederemos a la implantación.

El siguiente paso, después de observar por el gastroscopio que no hay ninguna anormalidad que impida la colocación del balón gástrico, entonces procederemos a la colocación. Se introducirá por la boca desinflado, pasando por el esófago hasta que finalmente llegue al estómago.

Una vez colocado el globo gástrico en el estómago, entonces se llenará con solución salina estéril o bien con aire,  permitiendo esto que sea lo suficientemente grande para que no pase al intestino, y pueda quedar flotando libremente por el estómago.

Nuestros médicos especializados en el aparato digestivo tardarán más o menos entre 20 y 30 minutos en su implantación, por lo que podemos observar que se trata de una técnica muy rápida. Se utilizará anestesia local, por lo que le permite que el paciente pasadas unas pocas horas, en las que nuestros médicos controlarán si el globo gástrico está bien colocado, pueda volver a su casa sin tener que quedarse ingresado en el médico, a diferencia de si se le interviniese quirúrgicamente a través de la cirugía.
Por lo que observamos que el balón  se trata de una opción muy ventajosa para perder peso a diferencia de otros métodos.

Este globo intragastrico va a ocupar una gran parte de nuestro estómago, produciendo entonces una gran saciedad y sensación de llenura de manera permanente.
Este balón estará cumplimentado con una dieta supervisada, que le será infinitamente más fácil al paciente seguir, puesto que se encuentre con esa sensación de saciedad constante, a diferencia de si realizase una dieta normal común, que no suele funcionar, pues estas personas al tener tantos malos hábitos alimenticios y comer de una forma poca saludable, de repente les es muy difícil poder seguir una dieta por su propia voluntad sin ninguna ayuda, por lo que acaban por fracasar.
Por tanto su objetivo será reeducar nutricionalmente al estómago con una dieta controlada y con supervisión médica, para modificar sus hábitos alimentarios y alimentarse de una forma saludable.

Nuestros médicos especialistas retirarán el BIG (balón intragastrico), después de los seis meses de su colocación, pues es lo recomendable.
Pasado ese tiempo el estómago del paciente estará lo suficientemente reeducado con nuevos hábitos alimentarios y se habrá perdido un peso suficientemente considerable, que haga que ya no tenga la obesidad tan odiada.

La retirada se procederá del mismo modo a como se ha  introducido, esto es, a través de la gastroscopia, paso inicial para la introducción del globo gástrico, se procederá a extraerlo a partir del esófago y la boca  terminando entonces por sacarlo de nuestro organismo. Todo ello será  realizado por nuestros especialistas en aparato digestivo.

Globo Intragástrico 2011